¿Cómo preparar una rica pastafrola sin morir en el intento?

Similar al pie que vemos en películas estadounidenses, están las “pastafrola” de los uruguayos, también bastante reconocidas en otros países como Argentina y Paraguay. Unas dulces tartas con tiras de masa, que cubren su relleno a elección del consumidor.
Tiempo de lectura estimado : 1 Minuto, 22 Segundos

¿Cómo preparar esta receta?

Primeramente, bates la azúcar, huevo y manteca ―también esencia de vainilla si gustas― hasta obtener una crema o pomada, es decir, la mezcla debe quedar en un estado entre sólido y líquido. Para luego ir añadiendo poco a poco la harina a la mezcla, de modo que puedas dejar de batir y comenzar a amasarla.

Seguidamente la trasladarás al refrigerador por unos momentos, para que se enfríe antes de seguir amasando; posteriormente la divides en dos. Mientras uno mide dos tercios de la masa total, el otro ―que será usado para elaborar las tiras más tarde―, mide el tercio restante y debe ser reservado.

Para el relleno, tradicionalmente se emplea un dulce de membrillo, pero puedes elegir si mantenerlo o sustituirlo por dulce de guayaba, de batata o dulce de leche. En caso que uses el original, deberás cortarlo en cubitos e ingresarlos en una cacerola para calentarlo con un poquito de agua, a la vez que intentas hacerlo papilla con ayuda del tenedor.

Finalmente, te vales de la masa restante para formar tiritas. Las amasas cuidadosamente, extiendes y formas un rectángulo con la misma que deberás trasladar al refrigerador hasta que esté más sólido. Cuando ocurra, podrás usar un cuchillo para cortar las tiras y ya solo quedaría ubicar el relleno en la masa principal y cerrar con las tiritas en forma de rombos; llevar al horno hasta que la masa luzca doradita, ¡y listo! Tendrás una deliciosa pastafrola para acompañar tu té, mate o café a cualquier hora del día.

Ayúdanos compartiendo