Historia del dulce

Desde que el arroz fue traído por los musulmanes a tierras españolas, se volvió un alimento bastante popular; ganando tendencia entre los españoles que crearon muchos platos en torno a este ingrediente.

Y aunque no se tiene muy claro si la receta del arroz con leche también fue un aporte musulmán o si los españoles juntaron los ingredientes por sí mismos, la cuestión es que el plato gozó de mayor éxito. Hasta que eventualmente la receta se transportó con ellos al nuevo continente.

Ganando un lugar en el corazón de los entonces pobladores de América, donde comenzó a consumirse con regularidad y evolucionar a través de la integración de otros ingredientes según el país en cuestión.

Volviéndose típico en naciones como Uruguay, Argentina, Perú, España y Venezuela.

Por si te lo preguntabas

En Uruguay el arroz con leche se elabora a base de sus homónimos, a los cuales se les suman la vainilla, canela y ocasionalmente, raspadura de limón.

Cambiando en España, lugar donde se cambia la raspadura de limón, por naranja y una mayor cantidad de azúcar. A la vez que en Perú disfrutan integrándole mazamorra morada; los argentinos prefieren añadirle dulce de leche.

Y los venezolanos, por su parte, prefieren incorporarle trozos de chocolate o de maní, y en algunos momentos, un poco de maicena para que espese más.

Pero sea como lo preparen, al consumirse de manera moderada, colabora para mantener el cuerpo sano, pues es rico en minerales como calcio, magnesio, hierro, potasio y fósforo, además posee vitaminas de grupo B, A y D.