Historia del plato

La historia de la torta frita no está registrada, debido a que es realmente muy antigua, lo que dificulta determinar en qué momento se llegó a prepararla.

Sin embargo, conocedores de la historia americana opinan que este plato nacería en el periodo colonial. Y de ser cierta esta teoría, podríamos imaginar que la secuencia iniciaría con los europeos llegando a América.

A sabiendas que hubo una mezcla de alimentos muy importante para ambas partes. Por lo cual no sería extraño que se haya producido una primera versión de la torta frita.

Pero, hay quienes quieren ir más allá e intentan descubrir si se creó en Uruguay con mezcla de ingredientes europeos y americanos; si ya eran un alimento preparado en zonas orientales y expandido por los europeos en los demás continentes.

Lamentablemente, el registro más viejo que se tiene de la torta frita en América, es de 1878, cuando alemanes traían consigo una variante de la torta frita, que no triunfó mucho en los países rioplatenses porque al parecer ya era común consumir este plato.

Características y variantes

Es frecuente ver esta fritura en países como Argentina, Perú y Uruguay. Donde se caracteriza por ser una masa hecha de harina de trigo, a la cual se le agrega manteca, leche, azúcar, huevos y levadura.

Siendo bien conocida en los países rioplatenses por acompañar parrilladas o el mate de la tarde.

Muchas veces es comparada con el buñuelo, pero su variante más conocida es la «cachanga», una preparación típica en Perú, que contiene como harina y sal, consumida normalmente en horas de la tarde como un aperitivo.