Parece que este pastel también lo preparó una amiga suya, o quizás más que una amiga, la heroína del Risorgimento Giuditta Bellerio Sidoli, con la que Massini intercambiaba ideas políticas y cartas apasionadas.  En Ginebra, lugar de exilio de Massini, nació una intensa y turbulenta historia de amor entre ambos y este pastel es un dulce y tierno recuerdo de ella...
 
En Uruguay, se dice que se originó en el convento de Sant Marc de Lleó, en el s. XII. En realidad es un pastel creado en honor de Angelo Masini (1844 -1926), un tenor italiano llamado el "tenor angelical". Actuó con gran éxito y tuvo una carrera dedicada en Europa.
 
En Montevideo, Uruguay, existe una pastelería (fundada en 1951) que se ha hecho famosa por su Massini. Pero el nombre, sugiere que su fundador podría ser de origen catalán.
 
En Cataluña se lo conoce como "flamets" (equivalente a los "tocinillos" españoles) que se incluyen en el surtido de repostería, pero tiene un serio competidor, la crema cremada, que también sirve para guarnecer pastelitos. Pero en Valencia la crema es más utilizada que en Cataluña, y se hace servir para cocinar los platos y otros pasteles o tortas.
 
En todo caso, en la pastelería hay diversas elaboraciones que honran el nombre de un músico o del colectivo, como los puestos de música, un santo, que a veces es el nombre de la población.