Historia del plato

La historia del Asado con cuero uruguayo nos remonta a tiempos de la colonia. Cuando poco antes de la guerra, los europeos llegaron a tierras americanas y hubo un choque cultural muy grande.

En el cual, la gastronomía fue un aspecto muy optimizado, con la llegada de diversos elementos como el ganado y la carne de vacuno, traídos del viejo continente. Los cuales, aportaron mucho a todos los países sudamericanos que hoy en día se dividen por fronteras.

Historiadores dictaminan que una vez que comenzaron las batallas entre los europeos y los indígenas, la comida era algo que no podía faltar, y es por esto que los gauchos con gran astucia aprovecharon el ganado que quedó en libertad por las guerras, para alimentarse de ellos sin separar el cuero de la carne.

De esta forma, si tenían que huir por un ataque sorpresa, sólo sería necesario envolver la carne y escapar, sin tener que desperdiciarla dejándola en el suelo.

Pero curiosamente, una vez conseguida la independencia esta tradición perduró, y aunque ya no se use como método de emergencia, el asado con cuero es algo que ya pertenece a la cultura rioplatense.

Características

El Asado con cuero es considerado un orgullo local de Uruguay y Argentina, en donde los asados son frecuentemente preparados.

Su elemento base la carne de oveja y vaca, la cual se sostiene por el cuero, que se cocina junto a la carne hasta que ella queda blanda y suave

Este tipo de asado no puede faltar en ninguna reunión o fiesta al aire libre, aunque los últimos años las parrilladas en sitios cerrados se han visto con más frecuencia.

Una vez que está listo, el asado puede acompañarse con distintos aderezos, lechuga, cebolla, tomate, papas y finalmente servirse junto con ensalada, chorizo, pescado o pollo.