Clericot

El Clericot puede ser un exquisito aperitivo o después de una abundante comida lo puedes servir como un rico y refrescante postre. Al probarlo sentirás una explosión de sabores, la combinación de las frutas con el vodka y el vino amalgama y potencia los sabores
30 minutos
4 Porciones

Ingredientes

120 mililitros de Vodka

1 Patilla pequeña

1 Melón

2 Manzanas rojas

½ taza de Jugo de limón

1 Botella de vino tinto

1 taza de Refresco de manzana

2 tazas de Agua mineral

¼ taza de Azúcar

Hielo

Preparación

Paso 1 : Pelas y retiras las semillas del melón y la patilla.  Picas en cubos estas ricas frutas. Después de retirar el corazón de las manzanas, las cortas en cubos. 

Paso 2 : En una jarra de vidrio colocas todas las frutas y viertes el jugo de limón, el azúcar, el vodka y mezclas.

Paso 3 : Incorporas el vino tinto  y el refresco de manzana junto con el agua mineral y mezclas  todos los ingredientes nuevamente.

Paso 4 : A la hora de servirlo añades el hielo al gusto y si es necesario, agregas más azúcar. Por último, añades hojas de menta para darle un sabor más fresco.

Ayúdanos compartiendo