Polvitos uruguayos

Es un rico postre uruguayo muy popular. Se deshace al primer bocado y tu paladar será invadido de deliciosos sabores y texturas, sentirás los crujientes suspiros y la suavidad de la crema chantilly. Tus comensales disfrutarán de este exquisito postre.

Reposteria
1 hora
6 Porciones

Ingredientes

3 Claras de huevo

200 gramos de Azúcar

1 pizca de Sal

¼ cucharilla de Cremor tártaro o vinagre blanco

1 cucharilla de Maicena

10 Galletas maría

30 gramos de Mantequilla derretida

250 gramos de Dulce de leche repostero

500 gramos de Nata líquida para montar bien fría

Preparación

Paso 1 : En primer lugar, se comienza elaborando los suspiros de merengue.

Paso 2 : Para ello, se montan las claras con una pizca de sal hasta lograr el punto de nieve.

Paso 3 : A continuación, se agrega poco a poco la mitad del azúcar, mientras que la otra mitad se mezcla con maicena y se incorpora a cucharadas.

Paso 4 : Se continúa batiendo hasta obtener un merengue firme, añadiendo el crémor tártaro.

Paso 5 : Luego, se procede a formar los suspiros sobre una bandeja para hornear mediante una manga pastelera con una boquilla rizada o lisa.

Paso 6 : Estos se hornean a 90°C durante 25 minutos, dejándolos en el horno para que se sequen correctamente.

Paso 7 : Una vez listos, se guardan en un envase con tapa en un lugar seco.

Paso 8 : Por otro lado, se pulveriza la mitad de las galletas en un vaso de licuadora bien seco y se le añade la mantequilla fundida hasta obtener una consistencia de pomada.

Paso 9 : Se desmenuzan los suspiros con las manos y se mezclan con el resto de las galletas molidas.

Paso 10 : Asimismo, se monta la nata sin agregar azúcar, dado que los demás ingredientes son naturalmente dulces.

Paso 11 : Para armar el postre, se coloca el dulce de leche en una manga pequeña y la nata montada en una manga más grande.

Paso 12 : En copas individuales se inicia colocando una capa de galletas molidas con mantequilla, seguida de una porción de la mezcla de suspiro con galletas.

Paso 13 : Se añade una fina capa de dulce de leche y otra de nata, repitiendo este proceso para formar capas en las copas.

Paso 14 : Finalmente, se decoran con suspiros pequeños y se sirven fríos.